Castillo de Guimaraes

Dirección: Castelo do Guimarães, Rua Conde Dom Henrique, Guimarães.
Cómo llegar:
A pie desde el centro de Guimaraes (10 minutos).

El Castillo de Guimaraes (Castelo do Guimarães en portugués) es uno de los lugares que ver en Guimaraes que no te puedes perder.

¿No estás convencido?

¿Y si te decimos que está considerado una de las Siete Maravillas de Portugal?

Si vas a viajar a Oporto próximamente tienes que hacer una excursión a Guimaraes; la ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad, es una joya medieval del norte de Portugal.

El castillo que vio nacer Portugal

Empezaremos contando que el Castillo de Guimaraes tiene nada menos que once siglos de historia. Fundado en el siglo X por iniciativa de la Condesa de Muniadona para proteger a los monjes de un monasterio cercano de los ataques musulmanes, el castillo original estaba construido con madera y… barro.

No es de extrañar que un siglo después tuviera que ser reconstruido con un aspecto bastante similar al que hoy nos ofrece, con sus grandes torres y su aspecto señorial (aunque a principios del XX, cuando fue declarado Monumento Nacional, volvió a sufrir un largo proceso de restauración).

Pero la fama del Castillo de Guimaraes estará siempre ligada a un hombre: Afonso Henriques, el que está considerado primer rey de Portugal y que se cree que nació en este mismo lugar.

El nacimiento aquí de Afonso Henriques no está del todo comprobado, aunque sí parece que sus padres, que eran condes, habitaran en una de las zonas integradas hoy en el castillo y es, por tanto, probable, que el rey naciera en él. Sea como fuere, lo cierto es que el Castillo de Guimaraes y la propia ciudad de Guimaraes se convirtieron, desde la declaración de independencia de Portugal en el siglo XII, en baluarte de la identidad portuguesa.

Cómo visitar el Castillo de Guimaraes

¿Cuánto cuesta la entrada el Castillo de Guimaraes?

Depende de lo que visitemos; el acceso a las murallas es gratis, pero para subir a la Torre del Homenaje hay que pagar entrada (y merece la pena hacerlo, sobre todo por las vistas).

No hace falta sacar las entradas al Castillo de Guimaraes con antelación; aunque es uno de los sitios más visitados de la ciudad, no suele haber colas de espera y se recorre sin problemas en media hora aproximadamente.

La hora de mediodía suele ser una de las mejores, pues está mucho más tranquilo y con menos gente (siempre que no sea en los meses de verano, que hace demasiado calor). Justo al salir del castillo encontrarás una buena explanada donde descansar un ratito antes de seguir haciendo turismo por la zona, por ejemplo antes de adentrarse en el Palacio de los Duques de Braganza.

Junto a este último, el Castillo de Guimaraes es una de las visitas imprescindibles de la ciudad y te aconsejamos que le dediques un buen rato a pasear por este lugar lleno de historia, disfrutar de las vistas desde su muralla y subir hasta su Torre del Homenaje para sentirte como un auténtico rey portugués.

Los niños también disfrutarán de la visita al castillo, pues hay carteles explicativos especialmente pensados para ellos donde les relatan la historia del lugar de forma muy amena y divertida.

Al terminar la visita al Castillo de Guimaraes, no olvides acercarte hasta la pequeña Iglesia de San Miguel, donde se cuenta que fue bautizado Afonso Henriques, primer rey de Portugal, cuya pila bautismal podemos contemplar en el interior.

Si quieres ver todos estos lugares y mucho más de la mano de un guía local en español, reserva nuestro tour a Guimaraes desde Oporto:

Horario:
  • Abre todos los días de 10:00 a 18:00 horas (última entrada 30 minutos antes del cierre).
  • Excepto 1 de enero, lunes de Pascua, 1 de mayo y 25 de diciembre que permanecerá cerrado.
Precio:
  • Adultos: 2 €
  • 50% descuento: jubilados (65 años cumplidos o más) y estudiantes (con carnet que lo acredite).
  • GRATIS: niños hasta 12 años inclusive.
  • Existe una entrada combinada con el Palacio de los Duques de Braganza (6 €)